Buscando...
mayo 07, 2009

Reacción: No es la primera vez, antes fue en Anfield en 2005

Lo primero: El fútbol es un deporte, y de lo que se trata es de vencer o ser derrotado en un partido jugado bajo ciertas reglas. En el juego de ayer, de acuerdo con los lineamientos de la UEFA, el Barcelona ganó el derecho de avanzar a la final de la Champions League que se jugará a finales de este mes en Roma. El Chelsea se ha quedado en el camino, y no hay otra opción que aceptar ese hecho. Felicidades al Barcelona FC y a toda su afición.

No se le puede reprochar nada al Chelsea, salvo tal vez el no haber sentenciado el juego, pero jamás el no haber luchado por conseguir el boleto para disputar la orejona por segunda temporada consecutiva, ni mucho menos de practicar el “anti-futbol”, ser “ultra-defensivo”, o cualquiera de los epítetos con que muchos trataron de esconder su parcialidad. Guus Hiddink dijo lo siguiente en este mismo tenor: “Aún estoy muy decepcionado, pero tengo mucha adrenalina y tengo que intentar calmarme y dar un análisis de lo que ha pasado. Hemos jugado un partido muy decente, bien desde el punto de vista táctico, pero deberíamos hacer decidido el partido antes de su gol. A este nivel es muy difícil cuando fallas dos o tres ocasiones claras, y si no lo hubiéramos hecho, no hubiéramos pasado por esto.”

Lo segundo: Si el fútbol es un deporte que se juega bajo ciertas reglas que no se aplican solas, sino que requieren de una figura que vele por ellas -el cuerpo arbitral-, lo mínimo que la UEFA debe hacer es disponer de árbitros capacitados. Es cierto ese lugar común que dicta que los árbitros, en tanto humanos, se pueden equivocar, y los equipos y los aficionados deben ser comprensivos con ellos. Pero en el caso de hoy, la actuación del noruego Tom Henning Øvrebø fue verdaderamente lamentable.

Tom Henning Øvrebø no marcó por lo menos de 4 a 6 penaltis a favor del Chelsea. En algunos casos los propios jugadores del Barcelona como Pique reconocen haber violado el reglamento. El historial de este árbitro no es el mejor como para pitar una semifinal. Apenas el año pasado tuvo un desastroso arbitraje en el juego entre Italia y Rumania.

Guus Hiddink quiso ser diplomático cuando dijo tras el partido: “Siempre cada uno ve las cosas a su manera, pero hay que dar el beneficio de la duda al árbitro. Los jugadores cometen errores, los entrenadores cometen errores y los árbitros también, y es por eso que hablo de que hay que darles el beneficio de la duda. Eso lo es todo en el fútbol.”·Aunque añadió: “Pero si tú analizas por lo menos tres o cuatro situaciones que se dieron en el juego, creo que este ha sido el peor arbitraje que he visto. De lo que si estoy seguro es que para este tipo de juegos tienes que tener árbitros con mucha experiencia en grandes ligas como en Italia, España, Alemania o Inglaterra”

Hiddink continuo su razonamiento: “Hay que darle el beneficio de la duda al árbitro, porque toda jugada implica su criterio y puede ser discutido, por ejemplo si es penalti o no cuando le jalan la playera a Drogba en el primer tiempo. También se podría alegar que se le ha jalado la playera a Henry en el primer juego. Pero, ¿qué debes pensar cuándo tienes cuatro situaciones en el mismo partido?”

“En el primer tiempo yo vi claramente como a Malouda le cometieron falta dentro del área. El árbitro estaba en un perfecto lugar y tenía una perfecta visibilidad. Hubo además dos manos clarísimas dentro del área. A nosotros nos marcaron un penalti contra la Juventus cuando Belleti toco el balón, nosotros dijimos, si, fue penal. Una situación similar fue tanto la mano de Pique cuando Anelka avanzaba en una situación manifiesta de gol, como la segunda, cuando Ballack tiró y Eto’o la desvió con el brazo”, dijo Hiddink.

¿Qué pensar entonces de la actuación de Tom Henning Øvrebø?, ¿qué pensar? ¿En verdad podemos decir que quiso compensar su error en la expulsión de Abidal? Por supuesto que no. Dos penaltis claros no fueron marcados antes de ese error del árbitro noruego. ¿Por qué no los marcó, para no afectar las posibilidades del Barça desde el primer tiempo?, ¿Cuáles son entonces las verdaderas reglas del fútbol en Europa?

Ya se esperan sendos castigos contra jugadores del Chelsea, en especial contra Didier Drogba, quien reclamo al árbitro al final del juego. Drogba habría regresado al campo, y se habría dirigido hacia el juez principal. Frenado por varios de sus compañeros y de delegados de la UEFA, fue amonestado por el noruego antes de que el atacante volviera a la carga. Entonces Didier se dirigió a una de las cámaras de la cadena británica iTV que transmitía el encuentro y dijo: “This is a f***ing disgrace, you don’t have respect, something like that can’t happen. You can’t do that’ (¡Es una puta vergüenza, no tienes respeto, algo como esto no puede pasar. No puedes hacer esto)”.

Jose Bosingwa dijo: “El árbitro estuvo comprado. No sé si debamos llamarlo árbitro o ladrón. No hay palabras para describir a la persona que silbó este juego. Todos estamos tristes, pero con la cabeza alta. No hay nada que decir acerca del gol del Barcelona, pero hubo penaltis que no se marcaron”

John Terry estuvo un poco más sereno cuando se le pregunto acerca de si creía que había una conspiración contra el Chelsea: “La palabra conspiración es quizá una palabra equivocada. Es difícil declarar cuando se tienen las emociones tan intensas. La gente está diciendo que no debimos reaccionar como lo hicimos tras el juego. Pero hay un hecho, seis decisiones que no se tomaron y que fueron claras y frente a 40,000 personas, y el referee simplemente no las marco. Eso es ya un hecho inusual. No usare la palabra ‘robo’, pues es una palabra fuerte. Lo único que queremos es justicia sobre el terreno de juego.”

No se puede afirmar nada en contra de la parcialidad del árbitro. ¡Aunque si podemos pensarlo! Lo que si podemos afirmar es que es vergonzoso que con los antecedente de Tom Henning Øvrebø la UEFA lo haya asignado para este juego, premiando en cierto modo su incompetencia.

Lo tercero: Nuevamente, e independientemente del pésimo arbitraje, felicidades al Barça, estarán en la final. Aunque hay que hacer ciertas precisiones: el Barcelona no derroto al Chelsea, avanzó, de panzazo, incluso con suerte, como el propio Iniesta lo reconoció. El autonombrado “mejor equipo del mundo” no pudo anotar gol al Chelsea en 180 minutos, tuvo que esperar al tiempo de compensación para anotar al Chelsea. Muy bien, eso necesitaban, eso hicieron. Felicidades. Hay que saber perder, pero también hay que saber ganar. Esa idea que circula en los medios de comunicación deportivos en torno a que “el fútbol ganó”, a que “se lo merecían” están completamente fuera de lugar. Es mejor decir, ‘quiero que este o aquel equipo gane porque me gustan’, que inventar justificaciones. El fútbol es un deporte, y de lo que se trata es de vencer o ser derrotado en un partido jugado bajo ciertas reglas. El Chelsea jamás ha violado esas reglas, como para “desmerecer” aquello que por ‘justicia divina’ o ‘la belleza del fútbol’ supuestamente hizo merecer el pase del Barcelona. El fútbol es un deporte, y de lo que se trata es de vencer o ser derrotado en un partido jugado bajo ciertas reglas…

http://www.chelseafc.com/page/LatestNews/0,,10268~1650713,00.html

http://www.thesun.co.uk/sol/homepage/sport/football/article2416087.ece

http://es.uefa.com/competitions/ucl/fixturesresults/round=15279/match=302812/report=rw.html

http://www.timesonline.co.uk/tol/sport/football/premier_league/chelsea/article6238962.ece

http://bluechampions.com/2009/05/06/chelsea-1-1-barcelona-robbed/

14 comentarios :

Publicar un comentario