Buscando...
septiembre 23, 2007

José Mourinho: Seré técnico de los blues de nuevo


Por Bob Beasley News of the World

JOSE MOURINHO ha admitido, en una declaración explosiva, que le gustaría un dramático retorno a Stamford Bridge como técnico del Chelsea.

Mourinho se separo del club Blue luego de la ruptura de las relaciones con el dueño del equipo, Roman Abramovich. Pero él está tan enamorado del Chelsea que rechaza dirigir a otro equipo inglés fuera de Stamford Bridge.

Mourinho dijo: “Cuando la gente de cada una de las secciones del club, desde el chef en la cocina, hasta los integrantes del cuerpo de seguridad y los chicos recoge balones, cuando ellos me llaman ‘jefé’ [boss], eso significa mucho para mi.

“Esa es la única razón por la que algún día quisiera regresar. ¿Por qué no? Quisiera mucho regresar aquí. La gente me quiere y yo quiero a la gente.” Y Mourinho, incluso le ha confiado a algunos de sus amigos: "realmente pienso que regresaré algún día, si es que Abramovich alguna vez lo permite."

Él agrega: “Extrañaré el fútbol inglés, la pasión, los estadios llenos, la cultura antes y después de los juegos. Realmente admiro a los jugadores de este país con su gran actitud.”

Mourinho también saluda a la comunidad de técnicos de la Premier League, a pesar del antagonismo que mantuvo con muchos de ellos. Él dice que a pesar de que han sido públicos sus pleitos con algunos técnicos, a él le gustan los estilos de Sr Alex Ferguson, Rafa Benitez y Arsene Wenger, pues considera que hay un compañerismo especial entre los coachs y él se emociono por la organización que hubo en el caso de las llamadas de consuelo en su caso. Agrego: “No creo que ningún manager sea feliz con los problemas de otros.”

“Los problemas que a nosotros nos gusta tener son aquellos como el perder un partido. Sé que ellos no son felices de ver que yo me voy, del mismo modo que yo no fui feliz cuando Chris Coleman fue despedido.”

"Tuve un par de conversaciones con Arsene Wenger, pero también tuve un par de buenas cenas con él en las reuniones de la UEFA. Yo tuve algunas broncas con Sir Alex Ferguson, pero también tuvimos algunos grandes momentos juntos."

Por eso es que él dice que no tiene ningún problema acerca de regresar a Inglaterra, a pesar de su salida dramática la semana pasada. Dijo: "Mi decisión de venir al Chelsea en el 2004, cuando yo podía, virtualmente, haber escogió a algún buen club de cualquier país europeo, fue la decisión correcta.”

Su próximo movimiento, sin embargo, será en el extranjero, como parte del acuerdo de finiquito, que le prohíbe trabajar en Inglaterra por el resto de la temporada. Pero Mourinho prometió: “Peter Kenyon está equivocado si él dice que yo nunca regresaré a Inglaterra. ¡Yo quiero hacerlo!"

“Esta es la experiencia más dolorosa, dañina de mi vida.”

Los ojos de José Mourinho estaban húmedos, pero él dejo las lágrimas para después. Su valiente sonrisa siempre estuvo por delante para poder enmascarar su herida. Es el más grande entrenador en la historia del Chelsea, él se autoproclamo “Special One”, emocionalmente crudo, la pérdida se grabó en su rostro.

“Esta es la experiencia más dolorosa, más dañina de mi vida”, confesó Mourinho cuando se embarco a hablar acerca de uno de los puntos más emotivos de la entrevista. “Tienes que creer que este es el momento más duro por el que he pasado en cualquier club. Esto me daña más que cualquier otra cosa que me haya sucedido antes.”

“Recuerdo que este ha sido el periodo más largo de tiempo que he permanecido en un club, y es verdad, realmente amo a este club porque he vivido muchos buenos momentos con esta familia Chelsea.”

La mente de Mourinho vaga por un momento, perdido en los recuerdos de los dos primeros títulos de la Premier League, las dos Carling Cup y la FA Cup. O quizás reflexiona acerca de la enfadosa escena de camino a Stamford Bridge, dónde el nuevo técnico Avram Grant había sido presentado al mundo, que no podía creerlo…

Pero de nuevo las emociones se arremolinan y se apoderan de él. Y dice: “No es fácil. Lucho por tener control sobre mí. Lucho por no ser demasiado emocional.”

“¿Qué si lloré? Hubo una lágrima, sí - pero como estaba apenas por salir pude detenerla. Pero es difícil porque me siento tan afligido, por dejar atrás a tantas buenas personas, personas con las que he trabajado durante un tiempo muy largo... no es fácil, esto es muy triste.”

"Pero no estoy enojado. No hay una sola parte de mí que está enfadada. No hay enojo en absoluto." No hay amargura alguna y definitivamente tampoco introspección alguna. Mourinho podría rápidamente apuntar con el dedo que no hay ningún reproche de su parte.

Él acepta que hubo una ruptura irreversible en sus relaciones con el billonaro dueño de los blues Roman Abramovich, pero la mera suposición de algún regreso provoca una reacción inmediata y desafiante. “Qué si hay algo que me reproche a mí mismo?”, dice. “No, soy José Mourinho con muchas grandes cualidades, y también con malas cualidades. Soy José Mourinho y voy a cambiar. Además tampoco quiero cambiar nada de mi, entonces, ¿reprocharme algo?, No…, no…, ¡no!”

"Me gustaría reunirme con todos los seguidores del club, para decirles adiós por última vez, pero ellos me aplastarían con su amor. El club no está contento, los fans no están contentos, mis antagonistas no están contentos - ni siquiera los árbitros no están contentos.”

"Sí, algunos de los árbitros se me ha acercado para decirme que ellos están tristes de verme partir - ¡pero no el juez de línea que nos anulo un gol legitimo contra el Blackburn! "

Fue la decisión del juez de línea con su polémico “fuera de lugar " sobre una anotación de Salomón Kalou lo que habría puesto al Chelsea en la cola de los equipos importantes la semana pasada. ¿Y habría Mourinho salido del club si el Chelsea hubiese estado como de costumbre en la cima de la tabla?

Él dice: “No lo sé, pero las cosas son como lo dice el comunicado del Chelsea: la relación estaba ya rota. Entonces, incluso si hubiésemos vencido al Blackburn, si pendíamos o empatábamos el siguiente partido, tal vez hubiese permanecido una semana más, pero el problema allí continuaría, y aparecería en cualquier momento.”

Entonces, al aceptar Mourinho que su salida era inevitable, refuta la idea de que su reputación estaba destruida. Él insiste: “Esto no me ha dañado. No es un problema para mí. Ya he tenido dos ofertas - pero no les diré de dónde provienen, lo único que haré será indicarles que hay gente interesada en mi trabajo.”

“Estoy tomando un poco de tiempo porque estoy cansado, no por el streess, no porque necesite un descanso, o porque quiera andar viajando por el mundo durante tres meses. Solamente quiero dar tiempo, porque esas son las circunstancias del fútbol.”

“Nadie va a cambiar técnico en Septiembre o en Octubre, bien, eso es algo normal. Entonces estaré listo para cuando el trabajo venga por mi.” Él ya está esperando un futuro fuera de los fantasmas de su pasado en Stamford Bridge - como un cierto Camarada Abramovich.

De su antiguo jefe, él dijo: "Pienso que él ama el fútbol, yo pienso ama al Chelsea. Después de todo, es su club. Uno nunca sabe… No sé nada acerca de su vida, no sé que este pensando o que tenga en mente, pero siento que él quiere estar en el fútbol, y no pienso que él tenga una paciencia perdedora.”

“La verdad es que nuestra relación se rompió no a causa de un detalle o a causa de algún detalle que haya ocurrido en algún momento preciso, se rompió durante un largo periodo de tiempo.” Y examinó el papel que jugo su, en aquel momento improbable sucesor. Mourinho lo sospechó: "Yo no me estuve cuidando de una puñalada por la espalda, No estoy seguro de que esto haya sido así.”

“No quiero perder mi tiempo ni mis energías pensando o recordando detalles para ver que fue y como sucedió todo. Se acabo. Chelsea se acabo. No estoy preocupado de lada de lo que sucede o sucederá en el Chelsea, cualquier cosa que esta sea… A quién van a comprar, hay quien van a vender, quien es el técnico… Y no me preocupo por eso porque yo ya no formo parte de eso.”

“Pero también estoy muy contento con lo que hice en el club. El modo como comencé, y la forma en que termine. ¿Cómo me recordare? El tiempo será el mejor juez. Creo que el mejor momento fue cuando ganamos la FA Cup la última temporada.”

“Wembley fue un momento fantástico. Cuando era un niño, crecí viendo las finales de copa en Wembley, y estaba realmente frustrado de no haber ganado la FA Cup. Entonces, el día que lo hicimos fue muy especial.”

Todavía, cuatro meses después, su medalla de ganador ha seguido por su P45.

Pero, ¿Mourinho renuncio o fue despedido? José responde: "Ellos no me despidieron, yo no cerré la puerta. Entonces es verdad aquello de que fue un mutuo acuerdo, ambas partes estábamos de acuerdo en que yo debía salir."

Pero, ¿No es esto solamente una manera diplomática para proteger su indemnización?, se le cuestiono. A lo que Mourinho respondió: "Ustedes me conocen, saben que yo no soy el tipo de personas a las que pueden comprar para callarse o decir alguna mentira. No hay oportunidad conmigo para eso.

"Si yo hubiese sido despedido, yo diría que yo fui despedido. Si yo hubiera cerrado la puerta, yo diría que yo fui quien cerro la puerta.”

"Así que cuando yo digo que la relación se deterioró, tu sabes que yo estoy diciendo la verdad. El club Chelsea no dice por qué la relación se deterioró, así que tampoco voy a decir que fue lo que pasó. Sólo sucedió."

Mourinho admite que al estar desempleado, será difícil encontrar eludir al tiempo para desentenderse del ruido del partido del Chelsea con Manchester United hoy.

Él dijo: "Yo estaré en Chelsea el domingo. Estaré corriendo y entrenando por aquí y llevando a mis hijos a dar un paseo de la bicicleta. Pero no miraré el partido.”

“No tengo problemas por ver al Chelsea en TV de nuevo. Pero no veré los juegos de los dos o tres próximos partidos."

http://www.newsoftheworld.co.uk/2309_jose.shtml

0 comentarios :

Publicar un comentario