Buscando...
abril 18, 2015

Barclays Premier League: Chelsea 1-0 Manchester United.


La vida sigue igual y como si de un guión se tratara, el Chelsea ha vuelto a mostrar las armas que le van a convertir, salvo catástrofe, en el campeón de la Premier League. Sin grandes alardes y con el gol de Hazard, en el minuto 38, los ‘Blues’ han conseguido vencer al Manchester United en el partido destacado de la jornada 33 (1-0).
Los de José Mourinho recibían a un United, que acumulaba seis victorias consecutivas, que tenía como objetivo ganar para seguir peleando por la segunda plaza. Van Gaal, que contaba con las bajas destacadas de Carrick, Rojo o Blind, decidió apostar por Ander Herrera como medio centro y con Rooney más liberado en funciones ofensivas. Esta apuesta le funcionó durante la primera media hora de encuentro, donde con la acumulación de centrocampistas, los visitantes consiguieron tener el control del encuentro mientras que los de José Mourinho intentaban encontrar la fórmula para frenar esa superioridad.
Fruto de ese control, Wayne Rooney, en un gran disparo tras la acción de Juan Mata, tuvo en sus botas el primer gol en la mejor ocasión de los de Van Gaal en todo el encuentro.
Sin saber como responder a esa situación, el Chelsea veía como la posesión le duraba escasos instantes. Pero este hecho no es algo que preocupe al conjunto de Mourinho. Cuando corría el minuto 38, en una rápida transición ataque-defensa, el balón le llego a Oscar que, con una gran dejada de tacón, sirvió en bandeja el gol a Hazard que con una gran definición batió a De Gea (1-0). Pocos equipos hay en la actualidad que se sientan tan cómodos defendiendo, con ventaja en el marcador, como este Chelsea.
Noqueado, el Manchester United intentó acechar la portería de Courtois antes del descanso pero no consiguió crear ocasiones claras. Los primeros 45 minutos terminaban con la mínima ventaja local (1-0).
Los siguientes 45 minutos comenzaron con el mismo guión y el United, por más que controlaba el juego, no conseguía concretar las llegadas por culpa de la mala selección del último pase. Tras la reanudación, Mourinho reordenó las piezas de su bloque para minimizar la superioridad en medio campo y esto le acabó dando resultado. Su conjunto se limitaba a defender y esperaba cualquier opción de contraataque para hacer daño al equipo de Van Gaal.
El Chelsea, utilizando esa fórmula, tuvo en las botas de Hazard, en el minuto 53, la ocasión de sentenciar el partido pero su remate, un tanto forzado porque el balón se perdía fuera del campo, acabó en el poste. Este fallo le pudo costar caro a los locales, ya que a falta de veinte minutos para la conclusión, el colombiano Falcao remató al palo en la mejor ocasión del United en todo el segundo tiempo.
En unos últimos minutos con muchas interrupciones, la falta de claridad ofensiva en el último pase de los visitantes junto al gran orden defensivo de los de Mourinho provocó que el resultado no se moviese (1-0).
Alineaciones:
Chelsea (4-2-3-1): Courtois; Ivanovic, Cahill, Terry (c), Azpilicueta; Zouma, Matic; Oscar (Ramires 67), Fabregas (Mikel 90+2), Hazard (Willian 90+3); Drogba. 
Sustitutos no Utilizados: Cech, Filipe Luis, Cuadrado, Solanke.

Gol: Hazard 38.
Amarillas: Drogba 54, Ivanovic 57, Oscar 64.

Man United (4-1-4-1): De Gea, Valencia, Smalling, McNair, Shaw (Blackett 74); Herrera; Mata (Di Maria 70), Rooney, Fellaini, Young (Januzaj 70); Falcao.
Sustitutos no Utilizados: Valdes, Rafael, Pereira, Van Persie.

Amarilla: Herrera 90+4
Referee: Mike Dean
Asistencia: 41,422 espectadores.

(EM7)
Siguiente
Este es el articulo mas reciente.
Entrada antigua

1 comentarios :

Publicar un comentario