Buscando...
enero 20, 2015

Capital One Cup: Liverpool 1-1 Chelsea.



El Chelsea salió vivo de su visita a Anfield y se llevó un empate con goles que le permite tomar ventaja en las semifinales de la Capital One Cup. El equipo de Mourinho pretendió vivir de las rentas obtenidas por el gol de penalti de Hazard pero el Liverpool se levantó y mereció algo más que el empate logrado por Sterling. Stamford Bridge decidirá tras una demostración de eficiencia del conjunto 'blue'.

Eficiencia unida a especulación. Dio la sensación que el Chelsea puso lo que necesitaba para salir con un buen resultado, jugando con el hecho de disputar la vuelta en Stamford Bridge. Y con lo que puso le bastó. Encontró pronto ventaja y cedió la iniciativa confiado de su capacidad para vivir en campo propio y de las limitaciones ofensivas del Liverpool, dos elementos que consideró suficientes para salir victorioso de Anfield. No contó, en cambio, con el siempre importante factor emocional del estadio 'red'.

A los pocos minutos Hazard le había sacado con habilidad un penalti a Emre Can. El belga estaba loco por la música y alemán entró a ritmo de bombo y platillo en el área. Los once metros dictaron sentencia y subrayaron el guión del partido. Un Liverpool dominante pero impotente ante el entramado defensivo de Mourinho. Como si hubiese visualizado ese escenario, el técnico portugués había puesto en liza un doble pivote formado por Matic y Obi Mikel.

Pasaron los minutos mientras el Liverpool se desquiciaba por la falta de ideas y el Chelsea observaba satisfecho el acertado planteamiento de su técnico. Sin embargo, la mística de Anfield siempre debe tenerse en cuenta. El Liverpool saca fuerzas de flaqueza cuando menos sensación da de poder reanimarse. Pero, una vez más, lo hizo. Fue Sterling quien, con una genial galopada, levantó al aficionado 'red' de su asiento. Batió a Courtois y tocó a zafarrancho en el equipo de Rodgers.

El partido se le empezó a hacer largo al Chelsea. En esa inesperada y larga travesía se agarró de las manos de Courtois para encontrar una adecuada salida. El belga sacó varias manos prodigiosas y permitió que el conjunto 'blue' sobreviviera al acoso de Anfield. Suficiente para creer que Stamford Bridge dictará sentencia a su favor. Sería lo más lógico de no ser porque enfrente estará un Liverpool impredecible.

Alineación:
Chelsea (4-2-3-1): Courtois, Ivanovic, Cahill, Terry, Filipe Luis, Mikel, Matic, Willian (Azpilicueta), Fàbregas, Hazard, Diego Costa.
Sustitutos no Utilizados: Cech, Zouma, Ramires, Oscar, Drogba, Remy.

Gol: Hazard 18' Penal.
Amarillas: Filipe Luis 45', Mikel 74'.

Referee: Martin Atkinson.
Asistencia: 44.573 espectadores.

0 comentarios :

Publicar un comentario