Buscando...
marzo 20, 2011

Premier League: Chelsea 2 - 0 Manchester City


Fernando Torres no marca con el Chelsea pero el equipo sigue funcionando. Mientras Carlo Ancelotti espera a que su incorporación estrella rompa el saco de los goles, los londinenses se permiten reengancharse a la lucha por la Premier. Este domingo en Stamford Bridge los 'blues' se impusieron al Manchester City por un 2-0 que les coloca en tercera posición. El United está todavía a 9 puntos, pero con un partido menos por jugar y un enfrentamiento directo contra los 'diablos rojos', parece que el Chelsea tiene en sus manos las herramientas necesarias para no dar la liga por cerrada.

Fue un encuentro mal encarado, algo que podía intuirse desde que se anunciaron las alineaciones y se dio a conocer que Carlos Tévez no podría vestirse de corto tras no haber superado las pruebas a las que se sometió en el calentamiento. Porque el choque necesitó de alguien como el argentino, alguien agresivo y con ánimos revolucionarios que diera un poco de velocidad en el área. Uno de los grandes pecados de unos y otros, demasiado lentos arriba como para pillar por sorpresa a una defensa que en ambos casos solía estar bien colocada.

Empezando por el capataz, John Terry, que celebró su regreso a la capitanía de la selección inglesa anulando a Edin Dzeko. En ausencia del 'Apache' y con Mario Balotelli cada vez más condenado, le tocó al bosnio la papeleta de lidiar con el líder de los 'pross'. Y de su escaso bagaje en ataque puede deducirse el gran trabajo del central. Hasta David Luiz, que empezó dubitativo cometiendo errores en la frontal, acabó tieso como una vela, inamovible ante los intentos cada vez más desesperados del ex cañonero del Wolfsburgo.

El portugués se sacudió los nervios gracias a su socio en la zaga y acabó tan crecido que volvió a ser el héroe. Como ya lo fue hace unas semanas precisamente contra el Manchester United, el portugués pescó en una de sus subidas al ataque para rematar una jugada a balón parado. Drogba sacó una de esas faltas con cara de córner y en el primer palo apareció el central luso, que se adelantó a sus homólogos y remató cruzado desde la frontal del área pequeña. Resulta paradójico que sea éste fichaje de invierno el que le esté dando puntos a su equipo a base de goles y no el que llegó desde el Liverpool.

Un partido más, como en tantos otros, Fernando Torres hizo todo bien menos mirar a puerta. Estuvo muy activo en todo el frente de ataque. Cayó hacia un lado y hacia otro. Sabedor de que la suerte del gol todavía se le resiste -algo que a buen seguro cambiará cuando caiga el primero- trabajó para sus compañeros. Buscó las incorporaciones de Kalou y Malouda, no dejó de pelear con Joleon Lescott por cada balón a la carrera y hasta intentó desbordar para sacar algún centro al área. Intentó de todo menos el gol, lo que más aprisa se le exige a un delantero.

Eso sí, no jugará a su favor que fuera la salida de Anelka y Drogba lo que despertara de manera definitiva al equipo. Veía Ancelotti cómo tras una primera parte igualada sus hombres se hacían con el partido pero no con el marcador. Temeroso por dejar escapar una oportunidad de oro para volver a tener voz en la Premier, dio paso a sus dos delanteros de confianza para resolver. El Chelsea ya no sólo tenía el balón sino que también le llegaron las ocasiones. Y de una de ellas nació el gol del central portugués.

Mancini quiso reaccionar muy tarde y hasta dio su brazo a torcer dando una oportunidad más a Balotelli, pero el arma que necesitaba había sido descartada en la previa del partido. Conservó a David Silva, que vivió tanto como tuvo el balón su equipo: más en la primera parte que en la segunda. Entre idas y venidas le cayó un balón en la frontal del área a Ramires, que además de hacer el trabajo sucio es brasileño. Y por si a alguien le quedaba alguna duda, recibió de espaldas, se deshizo de un defensor en el giro, dribló a otro que le salió al paso y en el mano a mano con Joe Hart definió por arriba con naturalidad. Dos goles con sabor a Benfica que hacen que el Chelsea vuelva resultar una presencia incómoda en la parte alta de la tabla.

En el otro partido del domingo, el Liverpool se impuso al Sunderland a domicilio por 0-2. Mientras Fernando Torres busca recuperar su idilio con el gol, Dirk Kuyt parece haber hecho muy buenas migas con Luis Suárez. La nueva sociedad de ataque de los 'reds' volvió a resultar fundamental en el nuevo triunfo de su equipo y con un gol por cabeza permiten que su equipo se mantenga sexto.


CH2v0MC por FootballSoccerHighlights

Alineaciones:
Chelsea: (4-4-2): Cech; Ivanovic, David Luiz, Terry (c), Cole; Ramires, Essien, Lampard, Malouda (Anelka 69); Kalou (Zhirkov 76), Torres (Drogba 69).
Goles: David Luiz, Ramires
Amonestado: Ramires

Manchester City (4-2-3-1): Hart; Richards, Kompany (c), Lescott, Kolarov; De Jong, Barry; Amonestado: (Johnson 80), Y Toure (Balotelli 80), Silva; Dzeko.


http://www.elmundo.es/elmundodeporte/2011/03/20/futbol/1300634168.html
http://www.chelseafc.com/page/LatestNews/0,,10268~2320546,00.html

2 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada