Buscando...
enero 16, 2010

Premier League: Chelsea 7 – 2 Sunderland


El Chelsea ha resuelto su primer partido oficial de Premier en 2010 con la autoridad que le reclaman sus aficionados. Y lo ha hecho sin sus estrellas africanas -Didier Drogba, el primero-, superando a un Sunderland que se está metiendo en una peligrosísima dinámica negativa de juego y resultados.

Era el primer partido de 2010 sin Drogba, y el Chelsea no necesitó más que ocho minutos para demostrar que no hay histeria sin Didier. Está Nicolás Anelka, y el francés, medianamente bien asistido, puede hacer que nadie eche demasiado de menos al costamarfileño. Lo demostró Anelka con toda su cabeza fría para resolver muy tranquilamente la jugada del 1-0, tras un pase de Michael Ballack que partió al medio a la defensa adelantada del Sunderland. Nicolás dejó sentado a Marton Fulp antes de anotar su sexto gol en esta Premier. Fue una caricia, un pase de balón a la red. Como más le gusta resolver al galo.

Y no hubo siquiera reacción de un Sunderland que llegaba a Stamford Bridge con varios números negativos. Por ejemplo, sumaba siete jornadas sin ganar en el torneo -sólo una victoria en los últimos once juegos-, y no ganaba al Chelsea en Londres desde hacía nueve años. Tampoco lo haría esta vez, y además encajaría la undécima derrota seguida ante los Blues en Premier. Tras el gol de Anelka, el Chelsea no bajó el pistón. Joe Cole manejó los hilos del ataque, junto con un Ballack muy atento apoyando desde atrás, y Florent Malouda se mostraba cada vez más incisivo volcándose hacia cualquiera de las dos bandas.

Y fue justamente el extremo francés el que anotó el 2-0, a los 15 minutos, sorprendiendo con una veloz aparición por el carril del 8. Malouda corrió más de 20 metros con el balón y Loric Cana -especialmente desacertado en todo el primer tiempo- le dejó espacio suficiente como para que el ex Lyon rematase con el pie diestro. Su remate cruzado fue impecable para poner el segundo. Quizá pudo haber cambiado el desarrollo del partido si Mc Cartney hubiese acertado con un disparo que se marchó apenas arriba del larguero de Petr Cech (m.21), pero a la jugada siguiente el Chelsea dinamitó las últimas esperanzas del Sunderland. Y lo hizo con un gol espectacular de Ashley Cole.

El lateral zurdo marcó un largo pase a Terry por banda izquierda y después, tras controlar de primeras con la bota zurda, recortó a Cana dejándole sentado para volver a tocar con la misma bota, esta vez directo al gol. Fue un hermoso solo del Poeta de la Zurda, que se apuntó su tercer gol del torneo. Nada mal para un lateral, desde luego. Por si fuera poco, a Ashley le quedaban ganas de seguir apoyando casi todos los ataques Blues en esa banda izquierda. A los 34, Cole dobló a Anelka y sacó el centro que cayó justo para que Frank Lampard pusiese el 4-0 con un remate de volea. Era un baile. El Chelsea jugaba a placer con un rival realmente lamentable esta tarde. No eran capaces de hacer nada bien los Wild Cats.

Para el segundo tiempo, Carlo Ancelotti aprovechó las licencias del caso para retocar su equipo y dar descanso a titulares como Terry y el citado Ashley Cole. Entraron el zurdo Zhirkov y el central Alex, pero nada de ello resintió al Chelsea. Es más, en el primer remate a puerta del segundo tiempo Anelka dejó temblando el palo izquierdo de Fulop (que llegó a tocar el balón evitando el 5-0), pero nada pudo haver el meta tres minutos más tarde, cuando Michael Ballack le remató de cabeza, a bocajarro, tras un gran centro de Joe Cole. Era el cuarto gol del alemán en esta Premier.

Daba la sensación de que el Chelsea jugaba sin esfuerzo. A poco que hacían los Blues, encadenando un par de pases seguidos, se plantaban sus jugadores delante del meta del Sunderland, que pedía clemencia. Esta dinámica cambió levemente cuando Carvalho y Alex fallaron tras un centro al área del Chelsea, que el gigantón Kenwyne Jones bajó de cabeza para que Bolo Zenden pusiese el único gol visitante (5-1). Pero eso no hizo ni cosquillas al equipo Blue. A los 64 minutos, Anelka ya estaba apuntándose su segundo golito de la tarde rematando el 6-1 a puerta vacía tras una patética salida a por uvas de Fulop. Aquí sí falló el meta, pero en los cinco goles anteriores le dejaron solo. A la intemperie de un Chelsea hambriento de gol.

El último tramo de partido fue ridículo, absolutamente innecesario. Y aún así llegó a caerle el séptimo al Sunderland, con un cabezazo de Lampard -segundo del partido para él- después de que Joe Cole mandase otro balón al palo minutos antes. El Chelsea encajó al final un segundo tanto del Sunderland -obra de Darren Bent-, pero el 7-2 final habla a las claras de lo que ha sido este partido. Pese a las bajas africanas, el quipo Blue fue demoledor y jugó como si no tuviese nada delante. El Sunderland, efectivamente, hoy parecía un equipo transparante. Un fantasma.


Alineaciones:
Chelsea (4--3-2-1): Cech; Ivanovic, Carvalho, Terry (c) (Alex h-t), A Cole (Zhirkov h-t); Ballack, Belletti, Lampard; J Cole, Malouda; Anelka.
Goles: Anelka 7, 63, Malouda 16, A Cole 22, Lampard 33, 89, Ballack 52.
Sunderland (4-4-2): Fulop; Bardsley, Cana (c), Da Silva, McCartney; Malbranque, (Zenden h-t) Henderson, Meyler, Murphy (Campbell 72); Jones, Bent.
Goles: Zenden 55, Bent 90+2.
Amonestado: Bardsley 65.

http://www.goal.com/es/news/23/inglaterra/2010/01/16/1747930/premier-el-chelsea-ridiculiza-a-un-pobre-sunderland-7-2
http://www.chelseafc.com/page/LatestNews/0,,10268~1934635,00.html

4 comentarios :

Publicar un comentario