Buscando...
septiembre 08, 2009

El castigo al Chelsea


El castigo al Chelsea de no fichar por un año, aunado a la multa económica, ha traído a la agenda periodística futbolera un tema por demás interesante y polémico: los fichajes de menores de edad. Un tema por demás complicado. Ya se habla de que otro equipo francés está por demandar al Chelsea por otro caso similar, y de que el United está en la mira también.

Se supone que el Chelsea está acusado NO por “fichar” a un menor de edad, SINO de “inducir” a éste de romper su contrato con el equipo Lens. Chelsea FC habría ofrecido una casa y dinero a la familia del jugador. Está práctica sería “inmoral” e “ilegal” según la FIFA. ¿Por qué? En primer lugar, suponemos sin ser grandes conocedores de los lineamientos de la FIFA , Chelsea no podía ofrecerle un contrato a Kakuta por ser menor de edad, y es por ello que tuvieron que ofrecerle casa y dinero NO al menor de edad, SINO a la familia. Esto sería ilegal porque “induce” al jugador a romper su contrato con el Lens. Lo Inmoral e ilegal radica en que el Chelsea no hizo el trato con el club Lens sino con el jugador.

Esto último estaría bien juzgado si se tratara de jugadores mayores de edad. ¿Por qué? Porque al ser mayores de edad son sujetos jurídicos responsables, y por tanto los jugadores NO pueden romper un contrato sin ser acreedores a una sanción; lo contrario es igual, un club no puede romper un contrato sin ganarse una sanción en favor del jugador.

Sin embargo, un menor de edad no tiene aún plena capacidad jurídica en la mayoría de los regímenes jurídicos; de tenerlo, no serían catalogados como “menores de edad”, sino sólo de joven o niño, o alguna otra figura no-jurídica. Siendo así, ¿qué es más inmoral, ofrecer dinero al jugador y su familia, o tratar de obligar a un “menor de edad” a cumplir un contrato que de hecho no tendría que poder firmar, jurídicamente hablando? Es enorme la hipocresía en medio de todo esto.

La existencia de menores de edad que no pueden estar ligados a su club por no poder estar vinculados contractualmente por su situación jurídica (ser menores de edad) es un hecho tan generalizado como el que estos cambien de club sin que estos tengan que ser acreedores a una penalización. Tan es así, que, entre otras motivos, la FIFA invento esa figura de “derechos de formación”, que un club tendría que pagar cuando ficha a un novel jugador no mayor a 23 años. La práctica de la que se le acusa al Chelsea es así, generalizada.

Tal vez esto no termine más que en un embrollo jurídico; verdaderamente seguir los lineamientos jurídicos supra-nacionales de la FIFA es muy complicado. Tal vez el Chelsea logre reducir la pena impuesta por la FIFA. Mientras tanto, los adversarios del Chelsea aprovechan el momento para acusar al club de inmoral e ilegal, como si los demás clubes no realizaran la misma práctica, incluidos los benditos equipos favoritos de la FIFA y la UEFA.

http://digifut.com/2006/08/10/pago-de-derechos-de-formacion/
http://www.dailymail.co.uk/sport/football/article-1211718/This-Gael-Kakuta-fell-Chelseas-riches-reveals-man-discovered-star-centre-transfer-ban.html

2 comentarios :

Publicar un comentario