Buscando...
agosto 23, 2007

Robben ya está en el Real Madrid.

Arjen Robben ha sido ya presentado formalmente en la capital española como un jugador del Madrid Real.

La transferencia del jugador fue por 36 millones de euros (£24.4 millones de libras esterlinas). El holandés llega al Real Madrid con la fama de ser un extremo espectacular y, también, de ser un jugador propenso a lesionarse.

Por su parte, el extremo holandés Arjen Robben aterrizó hoy en España para firmar su nuevo contrato con el Real Madrid por cinco temporadas, en las que espera desmentir la fama de “jugador de cristal”, frágil, que le precede.

Robben, de 23 años, llegó a Madrid en medio del entusiasmo de la hinchada, como corresponde al fichaje más caro de la temporada después de que su nuevo club pagara 36 millones de euros (48,8 millones de dólares) al Chelsea.

“Ha sido un recibimiento por encima de las expectativas”, declaró en alusión a los 5.000 simpatizantes que estuvieron en el Santiago Bernabéu en su presentación oficial. El holandés llega al Real Madrid con la fama de ser un extremo espectacular y, también, de ser un jugador propenso a lesionarse.

Al menos eso es lo que dicen los médicos del Chelsea, estudiando sus visitas a la enfermería en los dos últimos años. Robben se defendió, por más que la pésima traducción de la intérprete invitara a la confusión.

“No soy un jugador de cristal y puedo demostrarlo. Ahora comienza una nueva etapa en mi vida, un nuevo comienzo, y espero que todos comprueben que no soy un jugador de cristal”, explicó.

La Liga española comienza el sábado con el apasionante clásico entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid, y Robben no parece queder perdérselo. Es como si quisiera demostrar cuanto antes que está preparado para disputar muchos partidos esta temporada. “Estoy preparado para jugar.

Estuve entrenándome toda la semana en el Chelsea y estoy dispuesto a jugar cuanto antes”, aseguró. Robben conoce que su nombre lleva sonando 13 meses en el entorno del Real Madrid, después de que Ramón Calderón, su presidente, le incluyera como una de sus promesas electorales, que ha tardado más de un año en cumplir.

El holandés reconoció que vivió inquieto las últimas semanas en Inglaterra, donde el Real Madrid y el Chelsea emularon una partida de ajedrez antes de cerrar su fichaje. “Fue muy difícil y fue un respiro conocer que el miércoles se había llegado a un acuerdo. Fue un desahogo ver el final de todo”, agregó.

El extremo no quiso entrar a juzgar el precio que ha pagado el Real Madrid por su fichaje, aunque sí insinuó que se siente más halagado que presionado. “Esto sólo demuestra el gran interés que tenían por mí”, afirmó. Igualmente, reconoció que hace tiempo que había perdido la ilusión de jugar en el Chelsea, por más que obvió cualquier referencia a José Mourinho, su entrenador.

“Ya no tenía la suficiente confianza en el Chelsea y fue un alivio la llamada del Real Madrid”, concluyó. Robben se convirtió en el tercer fichaje holandés del Real Madrid para esta temporada, después de las contrataciones de Wesley Sneijder y Royson Drenthe. Todos ellos coincidirán con el goleador Ruud van Nistelrooy, quien ya acumula un año en la casa blanca.

http://www.chelseafc.com/page/NewsHomePage/0,,10268~1098387,00.html

http://www.milenio.com/index.php/2007/08/23/110815/

0 comentarios :

Publicar un comentario