Buscando...
julio 15, 2007

Mourinho y Abramovich terminan con la polémica generada la pasada campaña

El portugués dice que todo se ha solucionado

EUROPA PRESS

STANFORD (ESTADOS UNIDOS).- Parece que el buen ambiente retorna a la las filas del equipo de la capital británica. El siempre polémico José Mourinho no ha tenido reparos en reconocer que su relación con Roman Abramovich, dueño del club, ha vuelto a la normalidad.

Durante toda la temporada pasada, técnico y presidente mostraron, de manera más o menos pública, sus continuas desavenencias por ciertos hechos acontecidos en el club.

Todo comenzó cuando Abramovich, sin contar para nada con la opinión de Mourinho, contrató al delantero ucraniano Andriy Shevchenko, procedente del Milán. Dicho acontecimiento desató la ira del que es el técnico mejor pagado del planeta. Con dicho incidente, comenzó un largo período de tiempo durante el cual, rara vez se pudo ver juntos a ambos.

Según parece, el trato entre uno y otro, simplemente, era inexistente. Ello desembocó en multitud de rumores y habladurías que colocaban a Mourinho en los más diversos emplazamientos, todos ellos lejos de Londres. Mourinho, además, no tuvo ningún tipo de reparos en criticar públicamente al ruso por la falta de refuerzos en el mercado de invierno.

Reunión antes de la gira

Pasada la tormenta, el portugués ha señalado que hubo un encuentro entre ambos poco antes de que los 'blues' viajasen a Estados Unidos para realizar su gira veraniega: 'Tuve una conversación larga con Abramovich en Stamford Bridge la semana pasada. Quedó todo claro entre nosotros, así que no debe haber más problemas', sentenció Mourinho.

'Conozco cómo piensa, cómo siente, lo que quiere y él también sabe la forma que yo tengo de trabajar', afirmó el preparador luso, dando totalmente por zanjadas todas las desavenencias que hubieran podido existir entre ambos en el pasado.

“Ha sido una larga y confortable charla. Yo estoy más que encantado. Ahora el aire está más claro y puedo decir que no hay más problemas”, confirmó Mourinho, tras dialogar con Abramovich durante el ‘stage’ de pretemporada en Los Angeles.

Ahora, ambos esperan que la normalidad vuelva a instalarse en Stamford Bridge tras un año que no ha sido nada fácil. El Manchester United ganó la 'Premier' a un Chelsea que no estuvo al nivel de los 'Red devils' en ningún momento de la temporada.

El Chelsea tratará ahora de renovar a sus dos jugadores más emblemáticos: el central, capitán y único canterano de garantías en el equipo, John Terry y el centrocampista relacionado con el Barcelona, Frank Lampard.

http://www.elmundo.es/elmundodeporte/2007/07/15/futbol/1184506302.html

0 comentarios :

Publicar un comentario